ESCOLARES DE HUARA RE-DESCUBRIERON SU COMUNA

Una innovadora jornada para incentivar la actividad física en los alumnos de los 12 establecimientos de la comuna, desarrolló el departamento de educación de Huara. Durante una semana niños, niñas y adolescentes participaron en carreras de orientación, rastreos, trekking y juegos de ubicación.

A través de las unidades de Convivencia Escolar y  Extraescolar, a cargo de Pilar Martínez y César Rivera, respectivamente, se organizaron itinerarios para cada localidad, tomando en cuenta las distancias, dificultades geográficas, movilización, alimentación, lugares histórico-culturales, material logístico y seguridad, para que el escolar tuviera la experiencia de excursión en su entorno y conocer la historia que rodea sus pueblos. Además en la parte educativa los profesores contextualizaron la actividad con las distintas asignaturas.  

Las primeras localidades  organizadas fueron Sibaya, Chusmiza, Huaviña, Sotoca, Jaiña  y Chiapa, escuelas unidocentes agrupadas en el microcentro “Inti Pacha Marka”.

El segundo día todo se concentró en Pisagua, donde los alumnos de pre-básica, 1° y 2° año, iniciaron un juego de ubicación, rastreando los distintos servicios públicos de la caleta. La comunidad acogió con mucho agrado esta iniciativa, informando y dando charlas educativas e informativas a los alumnos, en los distintos puntos de parada e hidratación. Por lo mismo se recorrieron dependencias como Retén de Carabineros, cuartel de Bomberos, delegado municipal en Pisagua, muelle, Cárcel, antigua estación de ferrocarril, islas de seguridad, edificios históricos, sitio del desembarco en 1879, finalizando en el Teatro del pueblo.

Brayan, de 7° año básico, comentó: “Lo pasamos muy bien, habían lugares que conocíamos, pero no sabíamos qué importancia tenían”.

 

Para el miércoles, en la localidad de Pachica se organizó un recorrido por los alrededores del pueblo, visitándolos más pequeños la posta médica donde recibieron una charla acerca de las funciones y obligaciones con la comunidad.

Los alumnos de los otros niveles, hicieron una excursión por los alrededores de su pueblo, redescubriendo los hermosos parajes de la zona. Llamó mucho la atención que los niños más pequeños reconocían los sectores de sembradío  como propios, además como lugares de trabajo. Notaron, también, lo lamentable de la contaminación, en el sentido del retiro y reciclaje de desechos.

A unos 5 kilómetros de Pachica, caminando por las chacras y pequeñas quebradas, hacia el Este, se encuentra un lugar denominado Quebrada Infiernillo. Cuenta la historia, que en ese lugar, las personas que bebían agua enfermaban y morían. Se pueden observar petroglifos de figuras humanas y camélidas, tallados en las paredes de esta quebrada. Un fino hilo de agua se desprende de las rocas, formando pequeñas posas que enfrían el ambiente.

Los alumnos, en el trayecto, comentaban historias relacionadas con acontecimientos que sus abuelos les han contado respecto a maldiciones y apariciones del “coludo” (diablo). En la caminata apreciaron una variedad de vegetación que hermosea el ecosistema, tanto en flora y fauna. Despertó la atención un zorro muerto encontrado por los niños, los cuales hicieron hipótesis de su muerte, llegando a la conclusión que había sido cazado por un águila.

Finalmente el  regreso a la escuela se hizo por el camino de los vehículos, apreciando los distintos caseríos que se encuentran ubicados al costado de la carretera.

 

HUARA

El jueves pre-básica y educación básica del Liceo de Huara se organizó en grupos según su rango de edad. Los más pequeñitos, hicieron un juego de pistas, donde tuvieron que buscar adivinanzas que los llevaron a los distintos servicios públicos. En cada punto, los encargados dieron charlas sobre su funcionamiento, deberes y obligaciones de los mismos. Mostraron las labores diarias y el servicio que brindan a la comunidad.

Los alumnos de enseñanza básica, desde 5° hasta 8° año, hicieron un recorrido por los alrededores del pueblo, tomando consideración hitos históricos y monumentos nacionales, además de la marcar énfasis en lugares contaminados por el hombre y la mujer.

El trazado comenzó con una visita al Cementerio, para después pasar a las dependencias de Aguas del Altiplano y ver el proceso de tratamiento de las aguas servidas. La caminata tuvo visita a las ruinas de la salitrera Santa Rosa, para luego ir a los vertederos clandestinos, donde personal de la municipalidad dio charla sobre la contaminación que afecta al lugar.

Por las lomas y dunas del sector los alumnos se dirigieron donde estuvo la vieja estación, para conversar con miembros de la Corporación del Salitre y Patrimonial, que explicaron a los niños a importancia de Huara en el desarrollo de la industria salitrera. Para finalizar nos dirigimos a la Iglesia del Santísimo Redentor, declarada patrimonio cultural por su arquitectura y haber sido una de las iglesias donde San Alberto Hurtado, predicó a los fieles.

Al concluir el circuito los participantes entregaron sus impresiones: “Me llamo mucho la atención la contaminación… tanta basura, deberíamos aprender a reciclar”, dijo Matías de 4°año.

“Es mucha la historia que rodea al pueblo, no sabía que por aquí pasaba un tren que llevaba y traía cosas a la gente”, aportó  Carmen 1° medio.

“Uuuuh que el padre Hurtado haya hablado y predicado aquí es bacán”, dijo Vicente 6° año.

TARAPACA

El viernes, la Escuela de Tarapacá con mucho entusiasmo se preparó para el recorrido, diseñado por la organizadora Pilar Martínez. Éste abarcó hitos históricos de la Guerra del Pacifico, historia de lugares públicos del pueblo, geoglifos y petroglifos de la zona, para finalizar con un recorrido por el rio y apreciar la erosión dejada por el caudal hace miles de años.

Es importante destacar que los casi 5 kilómetros llevaron la ayuda y sistematización con las asignaturas de los profesores de la escuela, destacando lugares y patrimonio arqueológico redescubierto por los alumnos.

El recorrido empezó  con una caminata por el pueblo y  los distintos servicios que en él se encuentran como Bomberos y Posta. Nos dirigirnos por la carretera al cementerio para ubicarnos frente a Tarapacá Viejo, destacando su historia prehispánica y los grandes reyes que pasaron por él. Mirando al sur oeste de nuestra ubicación, lugar marcado por alumnos de la escuela en excursiones anteriores, se divisa en los cerros grandes geoglifos de figuras geométricas y camélidos. Muchas personas que han ido a Tarapacá para sus fiestas, nunca se han percatado de la cantidad de petroglifos que se encuentran en Tarapacá Viejo, llamando la atención su buen estado de preservación. Se pueden notar figuras de humanos y geométricas. Bajando de Tarapacá Viejo nos dirigimos por el sendero del río, para apreciar la flora que presenta el entorno, destacando la geografía de la zona, caminos troperos y cómo hace miles de años atrás ese sector fue de un caudal enorme. Situación que se puede comprobar por la erosión dejada por el caudal en los cerros que rodean la quebrada.

Finalmente terminamos con la llegada al Monolito de Eleuterio Ramírez, que indica el lugar exacto de su muerte en la Batalla de Tarapacá el 27 de noviembre de 1879.

Concluimos las excursiones, con la salida de los alumnos de la enseñanza media del Liceo de Huara a las distintas salitreras de la zona, abarcando desde el Fuerte Baquedano hasta la cabecera comunal.

Cabe destacar que este recorrido fue planificado y asesorado por personal del Ejército de Chile, Brigada Acorazada Cazadores del, Fuerte Baquedano, quienes enseñaron a los niños a utilizar los distintos medios de ubicación y rastreo en lugares desérticos. La utilización de brújulas, mapas cartográficos, ubicación del sol y tecnología de punta, fue lo que el personal militar utilizó en esta actividad incentivando a los niños a comprender de mejor manera la utilización de esos utensilios.

Los gestores de esta iniciativa agradecieron a cada una de las escuelas participantes, encargados y personal docente y paradocente por su disponibilidad y participación, la adecuación de las asignaturas, por parte de los docentes y a los niños por su incansable entusiasmo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *